Memoria implicita decisiones de compra

Memoria implícita o cómo estimular las decisiones de compra

¿Te gustaría conocer los mecanismos que rigen la conducta de tus potenciales clientes?

 

Si alguna vez te has preguntado qué hay detrás de los procesos de compra, por qué alguien puede percibir tu marca como irresistible, qué impulsa a adquirir un determinado producto o aceptar un precio como apropiado, tenemos algo que contarte.

 

Cuando una persona se enfrenta a una decisión de compra, momento en el que la actividad del cerebro humano es absolutamente vertiginosa, la memoria implícita tiene una respuesta objetivable  e imposible de manipular.

 

En este artículo vas a descubrir qué es la memoria implícita y cómo aliarte con ella para conseguir resultados de otro nivel, muy lejos de los obtenidos mediante estudios de mercado tradicionales basados en encuestas o focus group.

 

Vamos allá.

 

Conoce los enigmas de la memoria implícita

 

Cuando la memoria implícita se activa es como estar en piloto automático.  Es el tipo de memoria a la que accedes sin pensar.

 

Imagínate a ti mismo ante un producto que deseas. Es muy posible que tengas la sensación explícita (consciente) de que estás a punto de tomar una decisión sobre si comprarlo o no y en realidad, lo que pasa es que al ver el producto se desata una serie de recursos cognitivos inconscientes.

 

Reacciones cognitivas memoria implicita

 

La memoria es un sistema complejo.

 

Como ni siquiera tú sabes que existen ese tipo de reacciones (contenidas en tu memoria implícita) solo el uso de técnicas de neuroimagen pueden revelar el perfil neurofisiológico de ese procesamiento implícito y describir los patrones relacionados con el disparo de reacciones cognitivas que alguien, por ejemplo, nunca podría declarar cuando se le pregunta en un focus group.

 

Giep Franzen y Margot Bouwman a raíz de sus investigaciones realizadas en 2001, destacan el hecho de que el consumidor promedio tiene alrededor de 10.000 marcas en su cabeza a lo largo de su vida, derivadas de su exposición a impactos publicitarios, eslóganes u otros elementos de la identidad de una marca.

 

¿Te imaginas?

 

A partir de esa premisa, el desafío para empresas y marcas consiste en hacerse un hueco en la mente de los consumidores.

 

Exprime hasta la última gota de la memoria de tus clientes

 

La neurociencia cognitiva ofrece una visión innovadora acerca de la memoria y su aportación contribuye a comprender  las percepciones o actitudes de los consumidores, además de responder a la pregunta de qué impulsa sus intenciones de compra.

 

Mind Decoding, concepto que surge de la neurociencia computacional, y su propuesta basada en la innovación, consigue transferir los resultados de las investigaciones científicas más punteras al entorno empresarial mediante el estudio del cerebro y sus procesos.

 

El Mind Decoding permite comprender distintos mecanismos  como la motivación, el aprendizaje, la resolución de problemas o cualquier proceso de toma de decisiones y describir actuaciones en procesos cognitivos sobre la base de estrictas investigaciones científicas con el fin de orientar las decisiones de negocio.

 

Millones de empresas en todo el mundo decididas a impulsar su ratio de rentabilidad tienen en sus manos la posibilidad de acceder a un tipo de información que permite entender, identificar y validar los estímulos complejos que subyacen a la conducta humana para ir más allá en la evolución de sus estrategias.

 

En una conferencia de TED, el psicólogo e investigador Daniel Kahneman, ganador del Premio Nobel y uno de los fundadores de la economía del comportamiento, ofreció una charla sobre el enigma de la experiencia frente a la memoria en la que revela cómo nuestro “ser viviente” y nuestro “ser recordatorio” perciben la felicidad de manera diferente.

 

Una nueva perspectiva con implicaciones profundas para la economía.

 

 

Y es que gran parte de memoria que utilizas todo el tiempo en tu vida diaria es implícita, es decir, está sujeta a información que no eres consciente que sabes.

 

Hay cosas que sabes y que eres consciente que sabes, pero hay muchas más cosas que tienes memorizadas y que ignoras por completo. Eso resuelve muchas incógnitas, y abre un mundo de posibilidades infinitas para el conocimiento del comportamiento de los consumidores.

 

Pon tecnología de vanguardia a trabajar para ti

 

Ahora puedes saber la forma en la que el mercado percibe tu marca o tu oferta de productos y servicios gracias al uso de paradigmas científicos, tecnología de análisis de datos, machine learning e inteligencia artificial, junto con tecnologías de neuroimagen de última generación.

 

Desmárcate de tus competidores con el rigor de la ciencia.

 

Para conseguirlo existe una metodología, la Magnetoencefalografía, que evalúa las redes funcionales asociadas a las reacciones implícitas rápidas que rigen gran parte de las decisiones de los consumidores.

 

Magnetoencefalografia neurociencia cognitivaEs una técnica no invasiva que mide en milisegundos las reacciones emocionales no conscientes del cerebro y sigue en tiempo real la velocidad de procesamiento que el cerebro utiliza para transmitir información.

 

Algo que ninguna otra tecnología de neuroimagen es capaz de hacer.

Dispara tu efectividad