Neurociencia lanzamientos producto

¿Qué piensan los consumidores de un producto antes de su lanzamiento?

Muchas compañías invierten millones de euros en lanzamientos de productos que terminan fracasando.

¿A qué empresa no le gustaría saber cuándo un producto le gusta o no a los consumidores más allá de los márgenes de error de los estudios de mercado tradicionales basados en Focus Group?

Ante una decisión de compra, lo primero que va a plantearse una persona es si el producto que quiere comprar le gusta o no le gusta. Es el principio fundamental en la conducta de cualquier consumidor.

Existe un sistema que puede identificar los gustos de las personas con certeza científica a través del análisis de su actividad cerebral.

Un gran salto.

Aunque eso sí, lo que no puede es predecir si la persona realizará una compra o no (concepto hipotético que utilizan los gurús del humo).

¿Estás listo para empezar?
 

Conoce el universal de “Me gusta”

Te faltarán palabras para contar esto.

En un experimento realizado mediante tecnología MEG en el Laboratorio de Neurociencia Cognitiva y Computacional, perteneciente al Centro de Tecnología Biomédica – CTB de la Universidad Politécnica de Madrid, se expone a una persona a tres tipos de estímulos: ropa, coches y plantas.

En una primera tarea se le muestra una imagen y se le pide a la persona que diga si le gusta o no le gusta. El cerebro humano responde antes a lo que no le gusta que a lo que le gusta. Y lo hace en menos de la mitad de un segundo, y al margen de la respuesta conductual del sujeto.

Las conclusiones:

Primera: Existe un universal de “Me gusta”, que es un patrón de actividad cerebral común a los estímulos que gustan con independencia del tipo de estímulo.

Segunda: Estos perfiles de conectividad funcional pueden predecir en futuros estudios si a un nuevo sujeto le está gustando o no un estímulo.

Los mecanismos cerebrales subyacentes a la toma inconsciente de decisiones ocurren en cientos de milisegundos y en ese rango la única técnica de neuroimagen que tiene algo que decir es la Magnetoencefalografía (MEG).

Y es que permite ver cómo las redes del cerebro se comunican entre sí dentro de la corteza cerebral en tiempo real.
 

 
Este análisis de la respuesta cerebral hace posible conocer a través de la información del cerebro, cuáles son las verdaderas preferencias de tus potenciales clientes en los procesos de compra de determinados productos.

Tu empresa puede ahorrar miles de euros en lanzamientos fallidos entendiendo cuál es el posicionamiento de los productos frente a la competencia y conociendo cuáles son los atributos semánticos que destila un determinado producto

También puedes conocer si esos atributos (la propia imagen del producto) tienen una relación directa con los atributos semánticos de la marca.
 

Aplica con éxito los estudios de mercado

Hay grandes discrepancias entre los resultados de investigaciones de mercado tradicionales y la realidad del comportamiento de los consumidores.

Gran parte de nuestra conducta que estaba oculta a la declaración consciente, ahora se puede medir con las pruebas de neuroimagen funcional.
 

“El problema con la investigación de mercados es que las personas no piensan cómo se sienten, no dicen lo que piensan y no hacen lo que dicen.”
David Ogilvy

 
Ha llegado el momento de cruzar el umbral.

Convierte tus grandes productos en un verdadero éxito.
 
 
Aplicaciones neurociencia estudios mercado