Magnetoencefalografía MEG

Basamos los resultados en hechos y no en intuiciones.

La principal diferencia entre nuestra forma de trabajar y otras técnicas de investigación tradicionales es que con la Magnetoencefalografía (MEG), se pueden conocer los gustos y preferencias de los consumidores observando y leyendo el cerebro, al margen de la conducta humana.

 

Una cosa es lo que los consumidores dicen y otra lo que realmente piensan.

 

La técnica MEG registra los campos magnéticos que de forma natural emite el cerebro. La transmisión de información entre neuronas es electro-química y el paso de corrientes generará un campo magnético que reflejará la actividad neuronal.

 

El campo magnético pasa a través de los tejidos biológicos como si fuera el aire.

 

La MEG puede medir la actividad cerebral en milisegundos, permitiendo seguir en tiempo real la velocidad de procesamiento que utiliza el cerebro para comunicar información.

Fernando Maestú - Magnetoencefalografía MEG - Centro de Tecnología Biomédica

Tiene una alta resolución en frecuencia que permite evaluar múltiples bandas de comunicación entre regiones del cerebro y su resolución espacial está validada mediante técnicas de neurocirugía.

 

La MEG es una técnica no invasiva, el campo magnético alcanza el exterior del cerebro de forma natural.

 

Casi dos décadas de experiencia en el uso de la MEG en investigación médica nos confirma que es una técnica ideal para el estudio de la actividad cerebral y por tanto para el estudio de los procesos cognitivos que rigen nuestra conducta.

 

Las posibilidades son infinitas.

La técnica MEG registra los campos magnéticos que de forma natural emite el cerebro.

Basamos los resultados en hechos y no en intuiciones

Las posibilidades son infinitas